Compartir

Las cámaras hiperbáricas son un tipo de terapia no invasiva y totalmente amigable con el medio ambiente  en la cual el paciente inhala oxígeno al 100% de pureza durante el  tiempo que dura la sesión, el cual es de aproximadamente  1 hora y todo esto mientras permanece en una cámara presurizada con una presión de hasta tres veces la atmosférica. Nuestras  cámaras pueden alcanzar una presión máxima de 1.8 ATA por lo cual es totalmente cómoda y confortable.

Evaluación

El paciente tanto al ingreso como a la salida de la cámara hiperbárica es evaluado por un profesional del área de la salud donde se registran tanto sus signos vitales como también otros antecedentes atingentes al paciente.  Todo esto se registra en la ficha clínica del paciente y una vez terminada la sesión se reevalua al paciente para contrastar los signos vitales antes y después de la sesión. Esta ficha clínica se le puede entregar al paciente una vez terminada su terapia.

Sesiones

La primera sesión tiene una duración de 90 minutos ya que el paciente primero es evaluado por un profesional de la salud, se realizara la ficha clínica del paciente y se responderán todas las dudas del momento. Las sesiones en las cámaras hiperbáricas son relajantes y placenteras. Se debe entrar con ropa cómoda, sin calzado y con los elementos que uno considere adecuados para sentirse confortable, como almohadas, mantas, música, libros, celular, el paciente puede tomarse fotos o incluso contestar su teléfono . La duración de cada sesión puede variar. Actualmente, existe un consenso entre los especialistas en que las mismas deben durar de 60 a 90 minutos en cámaras hiperbáricas de menos de 1.4 ATA con una frecuencia de dos a seis veces por semana. El retorno a los valores normales de concentración de oxígeno en la sangre no es inmediato. Una sesión en cámara hiperbárica no actúa como un remedio en el sentido que tiene una vida media determinada, por lo tanto, cuantas más sesiones, mejores serán los resultados. En las cámaras de hasta 1.4 ATA prácticamente no hay límites de sesiones semanales, de hecho, muchos deportistas profesionales las utilizan para ayudar al proceso de recuperación de lesiones y el aumento en el rendimiento.

La duración y la frecuencia de las sesiones deben ser indicadas por profesionales especialistas para obtener la máxima eficiencia en el tratamiento.

Algunos efectos fisiológicos

  • Efectos beneficiosos del tratamiento con O2 hiperbárico
  • Aumento de la oxigenación en tejidos dañados y/o hipoperfundidos
  • Antiintlamatorio a partir de la vasoconstricción con aumento de la tensión de O2
  • Estimulación de la actividad fibroblástica ( síntesis de colágeno )
  • Estimulación de la respuesta inmunológica

Procedimientos tratables

  • Fibromialgia
  • Artrosis – artritis
  • Lesiones deportivas
  • Quemaduras
  • Estrés – cansancio
  • Lesiones musculares o tendinosas
  • Lesiones por aplastamientos y disminución de riesgo sanguineo
  • Heridas de lenta cicatrización ( ulceras diabéticas )
  • Trastorno de espectro autista ( Autismo, Sme de Aperger, TGD)
  • Enfermedad por descompresión
  • Tejidos dañados por radiación osteomielitis crónica refractiva
  • Absceso intracraneal
  • Anemia por sangrado
  • Diabetes
  • Enfermedad de Parkinson
  • Parálisis cerebral
  • Gangrena gaseosa
  • Herpes Zoster
  • Migreña
  • Parálisis facial
  • Bienestar general

Contraindicaciones

  • Pacientes con más de 3 meses de embarazo
  • Diabetes que no esté en tratamiento
  • Hipertensión sin tratamiento